Huerta

La huerta mucho buena punto es. Y punto. Quien quiera visitar nuestros cultivos ecológicos autogestionados puede disfrutar de una maravillosa tomatera para dos en un lugar donde bichos y personas comparten un espacio sin exceso de herbicidas, fertilizantes o pesticidas.

Aunque estamos rodeadas de contaminación de todo tipo tanto en la ciudad como el campo, nos hemos empeñado en cultivar sin aditivos no ecológicos.

Los insectos y las abejas hacen el favor de polinizar las flores y queremos que se encuentren muy a su gusto en nuestro huerto.

Así mismo lagartos y culebras conviven aquí y equilibran la población de los ratoncillos de campo, del topillo o del lirón careto, que conviven también en el entorno del pueblo junto a muy variadas especies de aves… Incluidas a veces nuestras compañeras y vecinas las gallinas.

¡Visita nuestro mercadillo de temporada!